Una navidad sin kilos de más

Ya está aquí la navidad!!! y el turrón, y los mantecados las grandes cenas, y por supuesto… los kilos de más en enero. Y ante eso tenemos dos opciones, o empezar a reunir fuerzas para volver a apuntarnos al gimnasio en enero, o tomar nota de estos consejos y poner un poco de fuerza de voluntad en juego.

1. Nada como empezar el día haciendo ejercicio.

Hacer ejercicio a primera hora de la mañana mantendrá nuestro metabolismo más activo ayudándonos durante el resto del día con la quema de grasas, además según un estudio publicado  en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise, por los investigadores de la Brigham Young University aseguran que basta con 45 minutos de ejercicio para reducir nuestro apetito el resto del día.

2. Pésate al menos una vez a la semana.

No es por fastidiaros las fiestas pero saber si nos estamos excediendo más de la cuenta nos ayudará a reforzar nuestra fuerza de voluntad.

3. No piques entre horas.

Y si vas a picar al menos que no sea un mantecado detrás de otro con turrón de postre. La fruta sigue siendo en navidad nuestro mejor aliada para calmar el apetito entre horas.

4. Busca platos bajos en calorías.

Cocinados al horno o a la plancha, con verduras y a ser posible sin muchas salsas. Hay muchas opciones de platos bajos en calorías ideales para estas celebraciones que nos mantendrán en nuestro peso.

5. No llegues con demasiada hambre a las grandes comidas.

No hagas acopio de hambre durante el día esperando la cena, te será inevitable comer hasta estar muy lleno de platos deliciosos, pero también con muchas calorías.

7. El alcohol y los refrescos son la mayor fuente de calorías.

Así es, vigila lo que bebes tanto como lo que comes. Como con todo lo demás es tan simple como evitar los excesos.

8. Come tranquilo.

Durante las comidas navideñas es normal estar ansioso e inquieto lo que hace que comamos apenas sin masticar dificultando la digestión, y no seamos conscientes de lo llenos que estamos. Un truco, lleva ropa ligeramente ajustada que te recuerde cuando estás lleno y concéntrate en las personas con las que estás hablando en vez de las bandejas.

9. Renuncia a las sobras.

Terminó la comida y como siempre sobró para volver a comer dos veces más. Es el momento de retirarte del reparto de las sobras, ya disfrutaste de esos platos, ahora es momento del siguiente paso.

10.  Intenta compensar los excesos.

Por muy bien que nos hayamos portado durante estas comidas seguramente habremos caído en varias tentaciones, y es el momento de hacerles frente, durante los días intermedios a las fiestas aprovecha para compensar controlando las raciones y reduciendo el sedentarismo.

Siguiendo estos consejos os garantizo que pasaréis unas celebraciones completas sin que luego os pese en la conciencia.

Que paséis una Feliz Navidad!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *